La fuerza inmigrante en Paraguay

Paraguay tiene una población importante de inmigrantes en su territorio que suma su aporte laboral y cultural al país, como la colectividad boliviana. Solamente entre el 2015 y abril de este año, unas 825 mil personas de diferentes países llegaron a Paraguay y ya no salieron, al menos, oficialmente. 

Por Aldo Benítez | aldo.benitez@gruponacion.com.py | @aldo_be

Fotos: Fernando Riveros  

Historias de inmigrantes

 

La fuerza inmigrante en Paraguay

Ramón Ruíz

Presidente Arcobol

“No dudé y hace 23 años que trabajo acá. Me siento como en casa. Nosotros no queremos decir que vinimos a buscar oportunidades, porque suena como a que sacamos algo a alguien, nosotros vinimos a ofrecer productos”

Tiene 68 años y desde 1995 que vende ropas en el Galpón de la Asociación en el Mercado 4. A principios de los 90 le hablaron de que en Asunción podía abrir un puesto para ofrecer ropa boliviana y agarró viaje. Don Ramón es un hombre que habla lento y sereno. Es bajo de estatura y tiene la piel morena. Cuando habla de su Asociación se entusiasma.

Dice que en nuestro país se siente como en su casa, ya que tiene su familia viviendo con él y que ya está más que establecida a la vida de Asunción. Lo único a lo que no se logra adaptar es al calor del verano, pero dice que una manera eficiente de contrarrestar las altas temperaturas es tomando tereré todos los días.

 

La fuerza inmigrante en Paraguay

Sandra Varela

Comerciante 

“La verdad que por ahora no pienso en volver a Bolivia. Siento que mi vida está acá, tengo a la familia conmigo y estamos haciendo un trabajo que nos permite tener una vida digna” 

Sandrá llegó con 25 años a Asunción, en 1996. Hoy, a sus 47 años, dice que le costó pero ya se siente establecida. Está con sus hermanas y padres a la capital paraguaya y se hizo de un lugar dentro del galpón de ventas de la Asociación de Comerciantes, en el Mercado 4. 

Para ella la jornada arranca temprano, ya que además de su puesto de venta de ropas dentro del galpón, también administra uno de los comedores del Mercado 4, que tiene como especialidad la comida boliviana. Según Sandra, muchos clientes suyos son paraguayos que ya se acostumbraron al menú de su país. Se muestra agradecida con lo que tiene, pero asegura que todo fue a fuerza de sacrificio y honestidad. 

 

La fuerza inmigrante en Paraguay

Juan Carlos Ortíz

Comerciante

“Vinimos a Paraguay para ofrecer nuestros productos, buscando nuevos horizontes y por suerte encontramos hospitalidad y nosotros respondimos con trabajo, esfuerzo y honestidad”

Tiene 49 años y hace 20 que está en Paraguay, trabajando en el galpón de la Asociación de Comerciantes de Bolivia del Mercado 4. Nació en La Paz, la capital boliviana, en donde dejó todo para buscar nuevos proyectos laborales y personales en nuestro país.

Habla pausado y tranquilo. En su puesto ofrece todo tipo de atuendos para damas, caballeros, niños, niñas y adolescentes. Dice que cuando le comentaron sobre la oportunidad de vender ropas en Asunción aceptó casi de inmediato. La oferta le hicieron a mediados de los 90 y en aquellos tiempos la situación en La Paz no era la mejor, por lo que era necesario probar nuevas alternativas.

 

El Mercado Boliviano

El trabajo en el “Mercado de los bolivianos” arranca temprano, sobre todo en el invierno, donde la gente acude en mayor cantidad para comprar abrigos y camperas. El negocio creció tanto, que los comerciantes bolivianos empezaron a contratar a gente de la zona.

El trabajo inmigrante